Convivencia

Convivencia

CONVIVENCIA

El fenómeno de la agresividad y la conflictividad en los centros educativos parece haberse incrementado de forma alarmante en la actualidad, quizá como reflejo de un determinado clima social en el que intervienen múltiples factores. Vivimos en una época bastante conflictiva, violenta, intolerante, injusta e inestable, con frecuentes y graves problemas de convivencia. Esta situación actual del mundo reclama una actuación escolar en este punto que nuestro IES pretende abordar.

La educación para la paz será uno de los objetivos prioritarios de la escuela del futuro. La Comisión Internacional de la UNESCO afirma que la educación del siglo XXI debe apoyarse en cuatro pilares básicos (Delors, 1996): aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir con los demás y aprender a ser.

Si para construir un camino hay que moverse entre dos puntos (el de partida y la meta a la que se quiere llegar), antes de diseñar el trayecto es preciso hacerse dos preguntas elementales: ¿dónde estamos? y ¿a dónde queremos ir? Lo mismo ocurre con el tema que nos ocupa; antes de dar el primer paso para trabajar la convivencia debemos enfrentarnos a estas preguntas: ¿cómo es la convivencia en nuestro centro? y ¿qué convivencia queremos para nuestro alumnado?

Entendemos por convivencia y bienestar de la comunidad educativa un buen clima en el centro que propicie que la vida escolar se desarrolle de manera ordenada y gratificante y, con ello, el incremento del tiempo dedicado a la enseñanza y al aprendizaje, lo que redundará en un mayor éxito personal y académico del alumnado.

Para lograr una mejora efectiva en la convivencia del centro es fundamental la participación de todos los sectores de la comunidad educativa. Sólo con la participación de todos avanzaremos en la construcción de una ciudadanía democrática activa y responsable que requiere educar desde valores como la justicia, el respeto y la solidaridad, así como desarrollar en el alumnado las competencias necesarias para resolver problemas y conflictos, desenvolverse con responsabilidad en la vida, relacionarse positivamente, tomar decisiones y actuar con sentido crítico.